Ariel Pink and Matt FisbeckMy whole life Story
No conozco para nada a Matt fisbeck y recién ahora me estoy introduciendo en la discografía de Ariel Pink, pero a primera impresión y junto a los otros temas de este ep colaboración, parecería que este proyecto da un resultado mas cohesivo , ordenado y prolijo en la composición de las canciones. Esta canción en particular tiene un nivel de melodías increíble, tanto el verso, como los supuestos dos estribillos son perfectos y pegadizos, e incluso el corto arty donde canta»and i hear the bells chime» – y la música se corta y se escuchan unas demasiado literales campanadas – no queda desubicado en lo más mínimo.

The CleanTally Ho!
Cada vez que escucho este tema todavía no lo puedo creer del todo, y ahora que se que el tema data de 1981, todavía me parece aún más sorprendente. Como buena música de outsiders, Los The Clean hicieron algo que no tenia casi nada que ver con lo que pasaba en la ‘escena musical’ de su epoca, con la máquina de ritmos cutre y el mejor teclado chillón de la historia, y sobre todo, la forma en que esta cantada, cuales adolescentes sobre-excitados antes de una cita y al final de clases. Ya se que es un tema reiterativo en este blog, pero ‘Tally Ho!’ seguramente sea todo lo que el indie de ahora tendría que ser y no es.

Lo-fiFnkCity
Lo peor que uno puede hacer es juzgar a los Lo-fifnk por sus videoclips, increíblemente feos. Pero son muy buenos, y en la música electronica y el synthpop actual cubren un nicho interesante, más bien por su forma de encarar el género de una forma bastante particular.
Lo de este dúo sueco es bastante poco ‘retro’, y sus influencias mas bien están ancladas en los 90s y 00s. Su fuerte es por lejos las lineas pegadizas con sinte y arpegiadas, al punto de que no hay grandes estribillos cantados ni similar. Las voces mayoritariamente acompañan los versos, dejando teclados y arreglos para los estribillos. El bajo – comparado con un gran porcentaje de la música electronica y de baile – esta en un papel más bien funcional.
Bah, quizás sea un poco retro lo que hacen estos muchachos, después de todo, es techno, por definición música de autos voladores y cromo, un concepto bastante anticuado estos días.


Punk Rock Favorites From Yesteryear.

Black Francis – Threshold Apprehension

Yo ya no espero demasiado de Frank Black (perdón, pero no me acostumbraré nunca a decirle Black Francis, no fui contemporáneo de los Pixies). O sea, espero que saque un disco o dos por año, y me preocupo por anoticiarme de su existencia pero no me los bajo todos, no los escucho obsesivamente. No se, en cierta medida, es parecido a seguir a un jugador de fútbol talentoso, en el ocaso de su carrera, que juega para un equipo de la B de Entre Ríos. Es un nicho, de vez en cuando realiza un lindo gol, pero uno se siente feliz solo por saber que aún está vivo.
En su último disco el Gordo Francisco volvió al seudónimo de su época Pixies. En general, una movida de esta naturaleza es recibida como “un triunfante retorno a la forma” o “el mejor disco desde…” (Teenager Of The Year? Honeycomb? Surfer Rosa??). “Bluefinger” no es nada de eso. Es más bien una síntesis de un montón de cosas que el Gordo hizo en su carrera, saltando de acá para allá, capaz de proveer de dos o tres canciones magníficas. Business as usual.
De cualquier modo, el viejo Frank te quiere despistar al principio: las dos primeras canciones podrían haber estado en algún demo del 92. En ésta hasta recurre a su hermoso falsetto pixiano (como puede tanta carne contener una voz tan pequeña?). De cualquier modo, la manera en que puntea sus ataques ansiosos con estrofas que parecen ofrecer un contrapunto melancólico y responsable logran que la canción se eleve sobre algo mas que la pura pantomima para convertirse casi en la explicación de porque no quiere grabar más con los Pixies. “Si, puedo hacerlo, pero…¿Tiene algún sentido?”:

Future Of The Left – Team: Seed

Por otro lado, no hay ninguna otra banda reciente cuyo prematuro deceso me haya entristecido más que Mclusky. Tanta bilis, tanto sarcasmo, tanta ira, ¿adonde irían a parar? ¿Desamparados como pobres cachorritos? ¿Alguien quiere adoptar tres hermosos gatitos llamados bilis, sarcasmo e ira?
Eso fue hasta que descubrí Future of The Left o “Mclusky-con-otro-bajista”. Para ser francos, este disco ya casi forma parte de mi adn (Last.Fm no me deja mentir) y no puedo ser subjetivo. Pero de tanto escucharlo noto una variación fundamental con Mclusky: el tono es más amplio. O sea, Andy Falkous, como compositor, tiene más variedades que “malevolente y enojado”. Una canción como “Suddenly It’s A Folk Song” que es casi…dulce!. O el hecho de cerrar el disco con un tema llamado “The Contrarian” y es lo mas tranquilo de todo el asunto…¡Hurra por seguir tu visión personal!.
El otro cambio es que hay teclados. Pero son utilizados de tal manera que, en la mayoría de sus apariciones, suenan como tornos de dentista. Ese es el caso de “Team: Seed”, donde surgen en el estribillo que parece la banda sonora de un episodio de “Tales From The Crypt” en anfetas, mientras Falco canta “C’mon, C’mon, CHOOSE YOUR FRIENDSHIPS!”. Y mágicamente hace sonar ese grito como la propuesta de enrolamiento para la pandilla mas genial de la ciudad.

Les Savy Fav – The Lowest Bitter

Yo no se si es que tengo demasiado tiempo libre este año para escuchar discos o si todos son growers. Porque un gran porcentaje de cosas que pensaba que me aburrían (el último de los New Pornographers, el de los Midnight Juggernauts) en estos días son algunos de mis discos favoritos.
Y lo mismo me pasó con el último de Les Savy Fav, “Let’s Stay Friends”. Entusiasmado como vagabundo en puerta de iglesia me lo bajé, esperando EL disco de punk rock inteligente del año, pero al principio el tono que me transmitió fue gris. Aburrido, repetitivo. Hasta que le di unas cuantas vueltas mas y me fui dando cuenta de la maniobra maestra que hicieron estos muchachos: un disco de pop casi puro, con toques de sintetizadores ochentosos y referencias a lobos que no suenan cliché, con guitarras igual de inventivas y ruidosas que en discos anteriores y con incontables capas de sonido debajo de la voz demencial de Tim Harrington.
Este tema, el último del disco, es quizás el que mejor lo demuestra. Comienza como una canción tradicional de Les Savy Fav, con esas guitarras a lo Gang Of Four profundamente afligidos, pero en la carrera hacia el estribillo muta en algo inclasificable, con trompetas y una letra que parece hablar del amor. Y es increíble lo mucho que me recuerda a “The Underdog” de Spoon y la manera en que como lo tocan, tan absolutamente libre, me engaña que es una canción pop normal, a pesar de que esta repleta de cambios y de que el estribillo se esconde furiosamente.

Prinzhorn Dance School – Spaceman In Your Garden

Mi frase fácil para describir a PDS en los últimos meses fue: “Son como Young Marble Giants pero enojados en vez de melancólicos”. Es una mierda, lo sé, como toda simplificación. Pero es que no encuentro otra manera mejor de describirlos y estoy seguro de que hay bandas más cercanas a lo que hacen, pero no recuerdo ninguna.
Lo que hacen es tocar canciones minimalistas, con guitarras simples y malhumoradas, baterías mal tocadas y sin ninguna pretensión de progreso, tozudamente decididos a hacernos esperar minutos por el próximo golpe. Bueno, segunda analogía: son como Beat Happening sin el twee. Pero tampoco. Uno tiene la sensación de que su primitivismo es una decisión tomada en base a su naturaleza cabeza dura, contraria y no proveniente de su inexperiencia.
Son punk de la manera más simple posible: en espíritu (pero YMG y BH eran punks también, y ustedes lo saben). Dan la impresión de ser ingleses enojados y snobs, gritando consignas políticas disfrazadas de sinsentido o sinsentido disfrazado de consignas políticas.
No creen en las bandas ni en el rock. Se consideran un proyecto de arte. Si, son insoportablemente estirados. Y, sin embargo, tienen canciones como esta, que debo haber escuchado 300 veces en los últimos dos meses, que es la canción sobre “escapar” mas triste que he escuchado, que me revela que la ciencia ficción me ha estado mintiendo todos estos años y el espacio sí es un gran vacío negro lleno de polvo.


De las mejores cosas que vi en Youtube. Pere Ubu tocando en el program «Night Music» dos temas del genial Cloudland, «Breath» y «Waiting for Mary» (en el que los acompaña el anfitrión del programa y Debbie Harry). Como yapa y para terminar de demostra que David Thomas es tal vez el mejor frontman de la historia, «Birdies» en vivo sacado de la película Urgh! A Music War.


Matenlos a todos

Le afano un titulo a Benito para postear esto.
Frustrated Pumpkin Smashes Guitar
donde pueden ver este video:

y su resultado aca:

Si todavia no fue suficiente douchebaggery para ustedes, pueden deleitarse leyendo sobre el paquete de Meet & Greets de Velvet Revolver. Si señores.. pueden saludarlos por solamente 250U$S! awesome.

Package does not include a ticket to the concert. You must have a ticket to the show to attend the meet and greet. Limited time offer. Fans will be contacted prior to the show date with meet and greet instructions. Laminates will be distributed the night of the show. 8X10 poster will be personally signed by the band during meet and greet session. Photo will be emailed two weeks after the show.


Se que esta bastante lejos de ser el interés nro1 de los a) dueños del blog y b) lectores del blog, pero igual, aviso:
en el site www.inrainbows.com pueden pedir online el disco nuevo de Radiohead para descargar. Uno puede pagar la cantidad que quiere por la descarga, lo cual incluye también el 0. O sea, lo pueden descargar si quieren gratis.
A mi me gusto mucho Radiohead en mi adolescencia y la considero una banda gateway para escuchar muchas otras cosas que ahora me gustan, y, pese a que sus últimos discos no me fascinaron particularmente, los respeto y me parece un gesto admirable el hecho de que se hayan animado a sacar un séptimo disco de forma totalmente independiente y saltearse toda la mierda de las discográficas.
Yo hace unos días llene el formulario y hoy (el día del lanzamiento) me llego el link al download, me imagino que si se pide ahora llegaría inmediatamente.

(sobre el disco, todavia no lo termine de escuchar una vez para tener una opinión fundada, pero en si parece como bastante ‘suelto’ y ligero en cierta forma, como si hubiera sido grabado en una casa)