Excelente Mala Película.

url-15

(Cuidado: aquí hay spoilers desde el primer párrafo, y quizás el post no es tan divertido a menos que la hayan visto).

1) La película podría llamarse Las Aventuras de Brad Pitt, el yeta. El bueno de Brad (no me pidan que recuerde el nombre de su tontísimo personaje, es Brad) se la pasa viajando por el mundo intentando descubrir que es lo que hace que la gente se vuelva zombie y, a los minutos de llegar a los lugares, las cosas se van a la mierda. Primero llega a una base militar en Corea del Sur y hace que maten a su comandante, luego llega a Jerusalén y al rato TODA LA CIUDAD ESTÁ INFECTADA, después se sube a un avión y obvio que dentro del avión hay un zombie que mata/convierte a todos los pasajeros hasta que Brad lo hace chocar. Por último llega a un laboratorio de la OMS en Gales y los obliga a arriesgar sus vidas para conseguir una muestra de virus en el ala del laboratorio que está infestada de zombies.

2) Brad comienza su día en el idilio de su hogar suburbano pero apenas está llevando sus hijas a la escuela se desata la epidemia zombie. Por suerte Brad es tan, pero tan, increíble que mira a un tipo convirtiéndose y ya sabe como se transmite, cuanto tiempo tarda una persona en infectarse (12 segundos, aunque no lo vi mirar ningún cronometro) y los efectos secundarios. ¡Brad es un héroe cuyo ojo desnudo ve mucho más allá de lo evidente!

3) Hay un momento en que su ex – jefe (con el desopilante nombre de Thierry Umutoni) lo llama por teléfono para “sacarlo de ahí y ponerlo a trabajar” y lista todo su curriculum para que sepamos que terrible tipo duro (pero con corazón) que es Brad: “Has perseguido rebeldes chechenos, estuviste en el terreno en la guerra civil de Liberia, lugares donde él no sobreviviría NI UN DÍA”.

4) El “él” al que se refiere la línea de arriba es Andrew Fassbach, “el joven estrella de Harvard del cual depende TODA NUESTRA EXISTENCIA”. Así es presentado mientras da un discurso sobre como la plaga zombie debe ser un virus y con esa pieza de información deslumbrante calla a todo un grupo de gente. Durante unos minutos pensamos que Andrew Fassbach va a ser el compañerito de Brad, que la película tratará sobre como se van conociendo, se hacen amigos, aprenden a respetarse. ¡Pero no! ¡World War Z no es esa clase de película! Aburrida, predecible, con un guión que tiene sentido. El rol Andrew Fassbach consiste en dar un discurso sobre como la madre naturaleza es una perra y hay que ver las pistas que nos va dejando y que para aprender a verlas estudió 10 años y luego se tropieza en la rampa de descenso de un avión y se DISPARA EN LA CARA. Brad se acerca y lo mira consternado y dice “¡Está muerto!” mientras pone cara de circunstancia.

5) Por suerte Brad Pitt va a poder solucionar el problema de la epidemia zombie, armado solamente con su facha y el discurso de Andrew Fassbach y a pesar de no haber estudiado ni un día de su vida biología ni medicina.

6) Todo esto sucede mientras Brad y su equipo luchan para volver a cargar de nafta el avión para continuar camino. Luego de derrotar a una oleada de zombies, Brad se refugia en la prisión/base militar sur coreana y descubre un montón de ceniza de zombie y a un loco que lo manda a Israel. También se da cuenta de que los zombies son atraídos por el ruido. Debe volver al avión, acompañado por los valerosos soldados norteamericanos del destacamento, de la forma más sigilosa posible. ¡No hay mejor momento entonces para que la densa de su esposa lo llame al celular que carga con él todo el tiempo con el objetivo de llamarla una vez al día y hacerle saber que está bien! En serio: todo un movimiento sigiloso destinado a no despertar a los zombies es arruinado porque lo llama la esposa “para ver que onda”.

7) Me olvidé de mencionar que pasa con su familia: nada. Adoptan a un latino para cumplir con la cuota demográfica de corrección política y luego Brad abandona a todos en un bote de las Naciones Unidas y les deja un celular. Corte hasta el fin.

8) Finalmente Brad llega a Israel, uno de los pocos países seguros porque construyó murallas alrededor de sus ciudades más importantes. ¿Y por qué construyeron una muralla? Porque evidentemente el Estado de Israel está gobernado en secreto por un cabal de 9 hombres que, si están de acuerdo en todo, llaman a un décimo hombre para que actúe en la dirección diametralmente opuesta. Lo cual en este caso significa que, habiendo recibido una comunicación que mencionaba zombies y siendo esta desestimada por los otros 9, el Estado de Israel puso TODOS SUS RECURSOS bajo el control de Jurgen Warmbrunn (que así se llama el “décimo hombre”, esta película tiene los mejores nombres) para que levante una muralla para contener a los zombies. Lo cual funciona bastante bien hasta que los refugiados que Jerusalén recibe graciosamente bajo el slogan “Cada persona salvada es un zombie menos que combatir” (imagen de una magnanimidad tal que me es difícil de creer, máxime sabiendo lo que se sabe sobre el Estado de Israel y su trato a refugiados en un territorio muy pequeño y sobrepoblado) se ponen a cantar agradeciendo a Dios y entonces los zombies se dan cuenta y arman una enorme muralla humana que salta la pared. Por supuesto que ¡Brad! se da cuenta segundos antes de que esto suceda. Nobleza obliga: la secuencia de Israel es muy muy muy divertida, veloz, desquiciada. Hace uso de lo mejor que tiene la película que es la visión de los zombies como masas de carne que se reproducen a una velocidad asombrosa. Además está filmada en el medio de esas callejuelas angostas donde las marejadas de zombies asustan un montón. Aquí Brad recoge a una soldado israelita a la que corta la mano y que será su compañera y no hará nada en lo que resta de película.

9) Luego viene un choque de avión del cual Brad sale con un pedazo de metal clavado en el costado con el cual camina unos cuantos kilómetros.

10) Finalmente llegan al laboratorio de la Organización Mundial de la Salud, básicamente porque Brad, luego de ver un par de ocasiones donde los zombies ignoraban por completo a una persona en particular, extrapoló que (de entra las millones de variables posibles por las cuales esto podría suceder) sucede porque esas personas estaban enfermas “probablemente terminales, con poco tiempo de vida”. Entooooonceees, lo que hay que hacer es INYECTARSE ENFERMEDADES TERMINALES PARA QUE LOS ZOMBIES NO TE NOTEN. Es genial, es fabuloso, no tiene sentido. Mencionan que de ese modo los soldados podrán combatirlos, porque es una idea brillante mandar soldados enfermos terminalmente a un campo de batalla contra zombies.

11) Todo concluye con un set-up en el cual Brad está acorralado por un zombie en un laboratorio que aloja muestras de miles de enfermedades mortales (muestras que Brad, sin pensarlo ni un minuto, guarda de forma desordenada dentro de una lata). La opción es “inyectarse algo” contra “ser comido”. El zombie mandibulea y castañetea los dientes un montón durante muchos minutos, circunstancia que causó las risas generales en la función a la que fui, y finalmente Brad se inyecta, abre la puerta y… el zombie pasa a su lado sin prestarle atención. Cosa que es comentada por dos o tres personajes más, por si no nos quedó claro.

12) Y todavía falta la mejor escena de la película. Brad, confiado y con una lata de metal llena de mortales agentes patógenos bajo su axila, camina por el complejo repleto de zombies, en dirección a la parte no infectada. En su camino, cruza por el comedor del lugar. Se detiene y… toma una lata de helada Pepsi Cola de una máquina expendedora azul, retroiluminada. Bebe con satisfacción un largo trago, todo filmado como si fuese una hermosa propaganda y luego… suelta el pin que sostiene el resto de las latas, que caen con estrépito al suelo, soltando espuma y despertando nuestra sed, llamando la atención de los zombies. La cámara toma a Brad de espaldas, mientras los zombies corren hacia él por un largo pasillo y luego enfoca su cara, su facha, esa máquina de producir emociones, que sonríe levemente, satisfecho, mientras los bichos lo ignoran y siguen corriendo.

13) De más está decir que Brad Pitt no actúa de una forma que sea reconocible como una emoción humana durante toda la película. Su actitud es cercana a un continuo encogimiento de hombros con la cara compungida, como diciendo “perdón, hermanito, no va a volver a pasar”.

14) Finalmente retorna a su familia y comienzan a distribuir una “vacuna” formada por pedazos de viruela y de gripe aviar. En un montaje final, vemos como paquetes de ayuda son agarrados de forma desesperada por negritos con hambre de algún país tercermundista, que no pueden esperar a infectarse con algún novedoso coctel virósico.

Por todas esas cosas, World War Z es una excelente mala película. Les recomiendo que vayan a verla.


2 comentarios en “Excelente Mala Película.

  1. jumpo

    jajaja me reí mucho leyendo esto, qué gran película grasa por dios
    hay que decir que cuando no es completamente ridícula las escenas de acción están bien hechas y transmiten buena cantidad de nerviosismo, mucho recurso de shock fácil pero a mí me funciona, la pasé muy bien en el cine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.