Love don’t cry

Camera Obscura – My Maudlin Career
A primera esucha lo que impacta más de esta canción es su sonido. A primera escucha una canción típica y tradicional de la agrupación escocesa, pero su producción es la mejor interpretación que he escuchado de la Wall of Sound* de Phil Spector. Todo suena con cierta lejanía, montañas de reverb, la guitarra con fuzz, la batería bien en el fondo. Pero a las sucesivas escuchas es como que todo el tema esta construido alrededor de esa idea sónica. El protagonista del tema en si es un arreglo de piano genial que se repite constantemente durante todo el tema nunca para. El tema sigue subiendo, constantemente, y cuando más parece reventar, en el medio de un solo de guitarra y una explosión, la canción termina en un fade-out inesperado. Últimamente las canciones no terminan así.

Yeah Yeah Yeahs – Skeletons
Quizás los YYYs tendrían que convertirse en una banda de MOR: Sus mejores temas siempre son las baladas cansadas y tranquilas. En el último disco abandonan las guitarras completamente y estan en un plan bastante más pop y pegador, que me recuerda ligeramente a algunas cosas de los Pretenders (lo cual es muy bueno). Este tema se lo podría considerar el «Maps» del nuevo disco, muy tranquilo y basado en una progresión de acordes repetitiva armada toda con teclados y secuencias. La frágil voz de Karen O encima repite mántricamente «love , don’t cry / skeleton, me», dos líneas sencillísimas que se pueden diseccionar semánticamente hasta el hartazgo. Es buenísimo cuando no entendés realmente por donde va una canción pero internamente podes ver claro que es lo que intentaban hacer o expresar. El ambiente es sereno y religioso, la banda sonora de alcanzar una epifanía emocional.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.