Un buen show.

(una serie de apuntes y observaciones sobre los shows de música en vivo en el Río de la Plata)

– El año pasado Bruce Springsteen dio uno de los shows más memorables que tuve la oportunidad de presenciar, una avalancha musical que dejó a las miles de personas que presenciaron el show con el corazón gordísimo y contento. No voy a decir ninguna novedad: The Boss es un performer brillante, un experto, un atleta: Siempre corriendo,  sonriendo,  agitando, cantando y aporreando su guitarra como si fuese su último día en el mundo. Es obvio que le encanta tocar en vivo y seguramente es lo que más le gusta hacer en su vida, pero también es un hecho que no en todos los shows estará exactamente igual, del mismo ánimo. Algún día estará un poco enfermo, otro día tendrá un monitoreo mediocre,  o estará  de mal humor por quien sabe qué. Pero estoy segurísimo que cualquiera de esos días, Springsteen daría un show exactamente igual al de cualquier otro día, por que el loco sabe que está haciendo un show y tiene que entregarle todo a su público. Es gente trabajando, con amor.
Leer más


Mala Onda

3 Bandas que reescuche y que me di cuenta que no estaban tan buenas:

a) New Order
Esta fue la más notoria. Ok, tienen temones como ‘Blue Monday’ y ‘Bizarre Love Triangle’ pero el brootherhood y el low life, luego de no escucharlos por un par de años, me dejaron muy frío. Es medio incomprensible lo que quieren hacer ahí. Porque no llega a ser música bailable, no rock, ni post-punk, ni pop del todo, y la mezcla en si como que no funciona, se queda muy a medio camino. Comparandolo (injustamente) con otras bandas del periodo se los comen con panes.
Hay como algo inseguro, torpe en la forma en que están armados los temas. Digamos que me quedo escuchando Depeche Mode o Erasure. Y Peter Hook, que en JD es de mis bajistas favoritos de todos los tiempos, se convierte en un payaso que solo hace la misma linea de bajo en la misma escala en todos los temas. Triste.
b) Pavement
El caso con Pavement no fue tan grave, pero también me dejaron un poco frío. Al mismo tiempo me di cuenta que lo que más me gusta es su paleta de sonidos y timbres. ¡Esas guitarras! También es sorprendente lo horrible que es el baterista, y también lo poco que importa – porque hay temas geniales.
Pero en si hay algo con malkmus (personaje que me cae bastante simpático), en su lirica, que me molestó. Quizás no estoy ahora en el mood para tanto tongue-in-cheek, o comentario al pedo, o que se me ponga a hablar de la voz de Geddy Lee. Digamos que entendí porque a tanta gente le cae tan para el orto y lo toma como la epítome del “pretentious hipster”.
c) Sonic Youth
Hace poco hablaba con Amadeo acerca de su aversion por esta banda (que me dejo muy sorprendido) y le arme un micro-mixtape con mis temas favoritos de Sonic Youth, lo cual me hizo revisar toda su discografía. SY todavía fueron una importantísima banda para mi y fue una gran banda gateway en mi adolescencia (junto con Radiohead y Aphex Twin), pero tampoco son LA banda. Tienen varios problemas para hacer buenas canciones pop y como cantantes el que rescata a la banda como siempre es Lee, que no entiendo porque siempre se limita por un par de temas por disco (o quizás es una maniobra genial de el para quedar como el gran compositor y dejar solo sus mejores temas!). Podría hacer un compilado genial con temas como ‘Tom Violence’, ‘Beauty Lies in the Eye’, ‘Brother James’, ‘JC’, ‘No Queen Blues, ‘A Diamond Sea’, y muchas más, pero, digamos, puedo comprender que a Amadeo nunca les haya cabido.
O más bien paso mi periodo de ellos y me interesan otras cosas.

3 Bandas que reescuche y que me di cuenta que son mejores de lo que recordaba:

a) Pixies
Los Pixies seguramente son la banda que menos envejeció del periodo de finales de los 80’s / principios de los 90s. Quizás sea meramente por una cuestión de producción, de que no usaban nada muy obvio que marcara esa época (ni la anterior ni la posterior), pero siguen sonando muy frescos. Kim Deal es una cantante increíble, quizás no se note a simple vista pero hace justamente lo que deberia hacer, y todavia no entiendo como Joey Santiago no fue más imitado de lo que es. Ya hablamos en comentarios del parecido de la apuesta vocal de Black Francis a la de David Thomas, pero igual me parece que aporta su idea y lírica única, especialmente en los primeros discos (cuando se va al lado mas delirante de ovnis y etc ya aburre un poco).

b) Stereolab
Que infumables me parecian los discos de Stereolab cuando los conocí. Citando un poco a Matthew Perpetua, lo genial de Stereolab es cuanto les chupaba un huevo quedar como los intelectualoides frívolos que son. “Si, nos encanta el krautrock, los sintetizadores modulares de los 60s, Burt Bacharach y el Punk. y encima le metemos letras marxistas cantadas al estilo de Free Design. Y encima hacemos que de esa ensalada ridícula salga algo bueno. ¿Y que?” Tambien escuchando otros discos me doy cuenta que son mucho más variados de lo que parecen ser. El Dot and Loops suena bastante distinto a los otros, y no conocía su lado más tradicional y conocido krautnoise hasta recien escuchar estos dias el Transient Random-Noise Bursts with Announcements. Y es mucho más violento que el Emperor Tomato Ketchup, por ejemplo.
c) Dinosaur Jr.
Que banda que no le di pelota y me causaba un meh horrible. Re-escuchando el Bug me di cuenta que Mascis (además de sus obvias virtudes como guitarrista) tambien arma grandes melodias de voz. Siguen siendo en si una banda con una paleta no muy amplia pero que no importaba tanto. Próximos deberes: revisar su discografía y letras.