Un Estado de la Unión: 2012.

pcon1

El año pasado, en este mismo espacio, decretamos la muerte del disco. No es una predicción muy original que digamos, se la está agitando desde 1999 cuando se inventó Napster y se predecía la tiranía del single y los períodos de atención cortos.

Entonces, ¿de qué modo se puede hablar de música si hemos dicho que todo recurre al pasado y que el disco es una unidad anacrónica? Bueno, podemos hablar de aquellos que hacen la música, que con sus cerebros, sus espaldas y sus manos producen aquellos sonidos que consumimos de manera glotona.

Leer más


La Muerte del Sueño Indie Sudamericano

¿Ya saben del Primavera Sound, no? El Primavera Sound es un festival que se hace en barcelona, en mayo. Dura unos tres días. La cartelera siempre es muy jugosa y tiene un montón de artistas interesantes. Pero nunca la vi tan brutalmente interesante. La lista completa esta aquí. De esta lista, estas son las bandas que me interesarían a ir, en mayor o menor medida:

– Atlas Sound
– Beak>
– Broken Social Scene
– Built To Spill
– Cold Cave
– Dr. Dog
– Lee “Scratch” Perry
– Liquid Liquid
– Low performing “The Great Destroyer”
– Panda Bear
– Pavement
– Pet Shop Boys
– Pixies
– Spoon
– The Antlers
– The Books
– The Clean
– The Fall
– The Field
– The New Pornographers
– The Wave Pictures
– The XX
– Wild Beasts
– Wire

wychwood-music-festival

23 bandas de un plantel de más de 100. De estas 24, hay muchas que son de mis favoritas de toda la vida (¡Broken Social Scene! ¡The Fall! ¡Wire! ¡Pavement! ¡Pixies!). Otras son de las nuevas que me gustaría mucho ver (Cold Cave, The Antlers, Wild Beasts). Otras son bandas que me gustan, o al menos consideraría cruzar a Buenos Aires a verlas. Sin contar todas las otras bandas que no listé, de las cuales hay un montón que vería para ver que onda.

Ok, la primera sensación del festival es algo como “OK TENGO QUE IR A ESTO YA”. Pero luego de ese pequeño burst de fanatismo nerd, se viene una catarata de preguntas retóricas insoportable. Empecemos: ¿No es onda demasiado? Hay una la sensación de que esto esta total y absolutamente diseñado para gente como yo.  ¿Se podrán disfrutar los shows? ¿Como será el sonido? ¿No es mucho más saludable ver simplemente un show de los New Pornographers en un teatro y listo? ¿Que onda con ver en el mismo día a tus 4 bandas favoritas? Me imagino tomando una birra caliente y de lejos viendo al gordito de black francis y yo pensando “ah. mirá. los pixies”. ¿No es todo muy poco romántico?

Conozco a un puñado de personas que van a ir al Primavera Sound. Ponele que no es lo mismo para un europeo que para un sudaca que tiene que desenbolsar más de 1000 dólares para cruzar el atlántico. Alguna gente igual lo justifica: “Loco, vas a ver a todas las bandas que te gustan de una!!¡¡Vale la pena!!”. Sí, supongo que sí. Estuve hablando sobre esto con mi amigo Tomás, que vive en Berlín, y ya fue a decenas de festivales. Me dió una buen pantallazo personal de como funcionan. Me dijo que vio a Motörhead sonando bajito. Yo La Tengo, sonando bajito. A Mark E. Smith gritando “bueno, vayanse a ver a los fucking pixies”, e irse del escenario a los 20 minutos del show. Me comentó que los shows de las bandas grandes son en su mayoría mediocres, comparados con shows de bandas jovenes que obvi amente aprovechan la oportunidad y “van a romper todo”. “Vi shows de !!!, Pissed Jeans y otras bandas que les rompieron el culo a los shows de The Fall y Pixies. Las bandas grandes van a currar, tocan y se van a la mierda”. Me dijo que no te permiten entrar alimentos ni bebida, y adentro te garchan soberanamente con los precios.
Obviamente, la opinión de mi amigo es subjetia y personal. Pero me hace pensar y reflexionar sobre todo esto. ¿Son realmente tan así? Suena a un carnaval, un negocio, con miles de indie bois sudados gastando montañas de plata en bebida y en hoteles para ver a sus banditas en una situación menos que ideal. Me imagino la situación de las bandas. ¡Es como si fuera un circo! Esta nota de Matthew Perpetua es una caricaturización de cómo podrían ser esas situaciones para las bandas, y del zeitgeist de los festivales hoy en día. Me acuerdo del documental de Anvil, donde Lips esta corriendo en los festivales como un niño buscando a saludar a los otros compañeros viejos del metal, y la mayoría ni lo recuerdan a él.

Los que leyeron mi post sobre el show de Radiohead saben que no soy muy adepto a los festivales ni las multitudes. Seguramente mucha gente esta más “hecha” para esos festivales y la va a pasar muy bien. No creo que sea mi aso. Tal vez me equivoque y sea todo una montaña de prejuicios (..¿a causa de que me sale muy caro ir al festival?). Pero a veces es mejor saber que uno puede ir a ver un buen show de bandas locales, barato, cómodo, tomar unas cervezas frías, a precio razonable, y luego volver a su casa, y eso podría ser mejor que ver a tu supuesta banda favorita sonando pal orto y sin muchas ganas de tocar, mal dormido y apretujeado por miles de personas.

RIA-402663-Preview copy.jpg.1000x297x1

 


:(

Chris Knox tuvo un paro cardíaco accidente cerebrovascular, que afectó su habla y el lado derecho del cuerpo. Parece que la recuperación es lenta. Esperemos que pueda estar bien y recuperarse al 100%.
Mientras tanto, se esta preparando un álbum de covers de sus canciones, con una lista de bandas maravillosa: Jeff Mangum, Will Oldham, Guided by Voices, Mountain Goats, Jay Reatard, Yo La Tengo, Bill Callahan, Lambchop, David Kilgour, Lou Barlow y más. Eso va a haber que escucharlo, y además es para reunir fondos para ayudarlo en su recuperación.
Ah! y los muchachos de MGMT donaron todas sus ganancias de un show en Nueva Zelandia para Chris Knox. Chicos, se ganaron un porotito.
(via)


Love don’t cry

Camera Obscura – My Maudlin Career
A primera esucha lo que impacta más de esta canción es su sonido. A primera escucha una canción típica y tradicional de la agrupación escocesa, pero su producción es la mejor interpretación que he escuchado de la Wall of Sound* de Phil Spector. Todo suena con cierta lejanía, montañas de reverb, la guitarra con fuzz, la batería bien en el fondo. Pero a las sucesivas escuchas es como que todo el tema esta construido alrededor de esa idea sónica. El protagonista del tema en si es un arreglo de piano genial que se repite constantemente durante todo el tema nunca para. El tema sigue subiendo, constantemente, y cuando más parece reventar, en el medio de un solo de guitarra y una explosión, la canción termina en un fade-out inesperado. Últimamente las canciones no terminan así.

Yeah Yeah Yeahs – Skeletons
Quizás los YYYs tendrían que convertirse en una banda de MOR: Sus mejores temas siempre son las baladas cansadas y tranquilas. En el último disco abandonan las guitarras completamente y estan en un plan bastante más pop y pegador, que me recuerda ligeramente a algunas cosas de los Pretenders (lo cual es muy bueno). Este tema se lo podría considerar el “Maps” del nuevo disco, muy tranquilo y basado en una progresión de acordes repetitiva armada toda con teclados y secuencias. La frágil voz de Karen O encima repite mántricamente “love , don’t cry / skeleton, me”, dos líneas sencillísimas que se pueden diseccionar semánticamente hasta el hartazgo. Es buenísimo cuando no entendés realmente por donde va una canción pero internamente podes ver claro que es lo que intentaban hacer o expresar. El ambiente es sereno y religioso, la banda sonora de alcanzar una epifanía emocional.