Bo, jueguen a esto.

Way-Screen-9

Este juego llamado “Way” es interesantísimo. Es divertido jugarlo sólo una vez, pero realmente vale la pena. Tampoco se puede explicar mucho del mismo porque parte del encanto y gracia es ir descubriendo cómo funciona. Sólo diré un par de cosas: Es multiplayer, de a dos personas anónimas y aleatorias en el mundo.
Digamos, que es un juego sobre el lenguaje y aprender a comunicarse con alguien totalmente desconocido.
Instalenlo, conéctenlo con su cuenta de Twitter y pruebenlo. Es una gran experiencia.


Unas cosas japonesas

Conocí a Jun Togawa hace poco, por este video. No entendí el tema la primera vez pero me dejó con curiosidad suficiente para escucharlo una segunda vez y después una tercera vez y para ese momento estaba seguro de que este era una de las mejores canciones que había escuchado en mi vida y por ahora sigo convencido. Amo el contraste entre esos sintes cutre y la sutileza de la melodía y el cambio en el estribillo y su voz. Y como se ríe.

Llegué tarde a Jun, después de descubrirla e investigar un poco me di cuenta que ya era un objeto de fanatismo usual entre los japanófilos y me enteré que tiene una carrera larguísima, que estuvo en una banda post-punk llamada Guernica, que Jim O’Rourke es fanático, que canta en el Dreams de Otomo Yoshihide y que a pesar de ser una estrella pop de tan larga data realmente nunca tuvo éxito. No creo que ningún lector pueda leer el título de este video así que aclaro que el tema se llama “Yume miru yakusoku” y creo que el lugar adecuado para empezar sería el compilado Twins, donde pueden encontrar esta y muchas otras canciones, todas gloriosas.

***
Number Girl es lo que pasa cuando un grupo de japoneses escuchan demasiado rock indie norteamericano y lo entienden todo perfectamente. Esta versión en vivo de “Mukai Night” no tiene nada de particular pero el tema no tiene un video de verdad y es mi favorito de la banda (junto con este otro). Los discos de Number Girl son bastante crudos, llenos de guitarras distorsionadas, de baterías al palo puestas bien altas en la mezcla y de Mukai gritando mucho, y aunque se les notan claramente las influencias son lo suficientemente personales (tal vez lo suficientemente extranjeros, suficientemente aliens, suficientemente japoneses) como para no sonar exactamente como ninguna de ellas y diferenciarse de tantas otras bandas a las que Pixies les cambió la vida. Disco recomendado para empezar (por ahora): School Girl Distortional Addict.

***
No tengo mucho para decir sobre Kumi Okamoto porque su carrera en la escena de Shibuya y después en la de París es totalmente ignota para mí, pero el hecho es que tiene un disco nuevo bajo el nombre de Kumisolo, My Love For You is A Cheap Pop Song, y es un excelente y muy lindo disco de puro pop, simple, claro, dulce, casi etéreo. Y acá pueden comprobarlo con uno de los mejores temas del disco, sobre el cual mi hermano acaba de comentar que parece una canción del Katamari. ¡Y es cierto!


5 razones para escuchar Honey Ltd.


1- La primera es la más simple, las Honey Ltd compiten por el puesto de mejor banda pop de chicas de los 60s y en mi opinión tienen méritos como para ubicarse con ventaja arriba de otras grandes competidoras como las Shirelles y las Shangri-las.

2- Las bandas de chicas en los 60s eran tres o cuatro chicas lindas que solo ponían la cara en el proyecto de un productor y todo estaba compuesto por un par de compositores profesionales (que eran comúnmente geniales y por eso había tan buen pop en esa época) pero cuando las Honey Ltd encontraron a su productor ya eran una banda y ya tenían canciones y la única obra maestra que compone toda su discografía está casi totalemnte escrita por ellas.

3- Las produjo Lee Hazelwood, quien quedó sorprendido cuando escuchó audicionando para él en Los Angeles a las cuatro chicas de Detroit, les cambió el nombre (se llamaban The Mama Cats, un nombre mucho más feo) y las hizo firmar para su sello, LHI Records. Y si algo es tan bueno para Lee es bueno para mí y debería ser bueno para ustedes.

4- Aunque dije que con las mejores en lo suyo no las recuerda nadie. Son una de las pocas bandas de esa época que no aparecen ni en los compilados de oldies. Ni que las haya producido Lee Hazelwood las salvó del olvido. Busquen y van a ver. No hay videos, apenas hay fotos, no tienen entrada en allmusic, no tienen artículo en la wikipedia, no las mencionan en el artículo de Lee. Si buscan casi lo único que van a encontrar es este artículo de Perfect Sound Forever y esta página de fotos. Las razones para que hayan desaparecido de la memoria popular son inexplicables. Es cierto que no tuvieron éxito y sacaron un solo disco, pero eso es cierto de muchas otras bandas. En las misma condiciones Wendy & Bonnie tienen entradas en allmusic y en wikipedia (y Genesis es un disco menos destacable). Ninguna banda de la época es tan de culto como esta y merecen ser reivindicadas.

5- El único disco que editaron (homónimo) tiene la mejor canción que cualquiera de este tipo de bandas haya grabado, “Silk ‘n Honey”. Que no haya sido un éxito y haya eclipsado a todos los demás singles de la época es otra de esas grandes injusticias del pop que nunca voy a entender.

(el disco se lo bajan de acá.)