La Dura Vida De Una Celebridad de Internet.

Fluxblog is a corrupt murder investigation created and updated by Detective Inspector Matthew Perpetua.
The investigation began in July 2002 and began to intimidate terrified part-time labourers with learning difficulties into confessing to terrorist atrocities and mass murders at the end of that year. Two gruelling interviews-cum-torture-sessions of naked, crying men are conducted behind closed doors each day, together with questionable forensic evidence obtained from corrupt scientists, threats of harm to the suspect’s family and encouragement to add a scrawled signature to a piece of paper reading “IT WAS ME WHAT DONE THE MURDERS”.
Media sources have cited Fluxblog as a key influence in continuing the work pioneered by the West Yorkshire and West Midlands Police in the 1970s.[1][2][3] According to Rolling Stone, “Fluxblog is the training manual for any police force looking to expedite the speedy, headline grabbing conviction of a developmentally disabled teenager”,[4] and an article in The Guardian stated that Fluxblog “is acknowledged as a pioneer of MP3 blogging.”[5], which is par for the fucking course, frankly. Fluxblog was reviewed positively in The New York Times.[6]
Experts anticipate that a public inquiry will overturn several convictions but clear Fluxblog of any wrongdoing in 2018.

Al pobre de Matthew Perpetua le cambian la entrada en Wikipedia de Fluxblog casi diariamente. Lo peor de todo es que la gracia comienza en el 2005 y se mantiene hasta el día de hoy, y que los muy guachos de wikipedia te muestran todas las versiones en orden cronológico.


Demás, Cupido

(pequeñas aventuras en el mundo de la web 2.0)

– En un momento de resaca dominguera se me ocurrió hacerme una cuenta en OkCupid.com
– Crear la cuenta es el proceso típico de cualquier servicio online. Sí, nací en el 84, soy de Uruguay, heterosexual. E-mail y Contraseña.
– OkCupid funciona más o menos así: Para que el sitio te ‘conozca’, te hace un montón de preguntas de todo tipo. ¿Que opinas de los métodos anticonceptivos? ¿Adoptarías un hijo? ¿Consumís drogas? ¿Que onda vos y la religión? ¿Cada cuanto te cepillas los dientes? Así que bueno, empecé a responder tranquilamente acerca de cuanto me drogo, y cuanto me cepillo los dientes.
– (Mientras respondo las preguntas, chateo con una amiga mexicana que también se hizo su cuenta y esta revisando el perfil de una muchacha que se jacta de tener una lengua de 10 centímetros de largo. Cute!)
– En ese momento me salta una ventana de Chat. “Hi! how are you?”. Lo primero que se me pasa por la cabeza es: “Oh no, uno de esos banners truchos como los que aparecen en el ebuddy, con un chat falso”. Pero no. Moví el cursor del mouse cuidadosamente por la ventana de chat, analizando su interfaz, y efectivamente, era una ventana de chat verdadera. Sí, señores: OkCupid tiene un chat interno, como el Facebook.
– Ahi le contesté. “Hi”. La muchacha en cuestión se llama XXIIcassieXXII. Y esta es su foto de perfíl:

OkCupid-faker

Wtf? “Ok. Este es un SpamBot a full”. Sí, es lo que pensaríamos todos. Empecé a leer su perfil.

im a party girl. i love going out and painting the town red!
i love going to clubs to hang out with my friends to meet other people..
for me evryday is a new beginning, i’m always on the
go for trying out new things.
i’m adventurous and love playing it hard and rough..

Ta. Spambot. Pero empezamos a charlar. Yo ahí, esperando que me mandara un link a una webcam porno en cualquier momento, pero no, contestaba todo coherentemente, desde que estaba de acuerdo con que la ventana de chat parecía un Banner hasta donde yo vivía y que es lo que hacía. Cada frase la terminaba con un “lol”. Pero sí, esa chica de Los Angeles de 22 años y con el perfíl más genérico posible, era real, existía!
– Mientras seguía esta conversación sin mucho futuro con XXIIcassieXXII, intento responder otras preguntas para el perfil. Pero me salta otra ventana de chat, esta vez de una tal cutiehotsandra. Ahí noté que esto se estaba yendo al carajo mal.
– Mientras tanto XXIIcassieXXII se va de trompa y me empieza a preguntar que cosas me calientan. Podría intentarle explicar que tengo una resaca muy importante, que realmente no estoy en el mood, y que en media hora me voy a comer canelones de choclo a lo de mi madre, pero preferí contestarle “Los Hornos”.
– Decidí entonces no contestarle a cutiehotsandra y a continuación, busqué desesperadamente como desactivar el Chat de OkCupid. Y lo hice.
– Aliviado, seguí revisando perfiles de chicas mexicanas lesbianas que tocan el banjo, que mi amiga me pasaba.


Status: Removido

(Por Gustavo, comentador extraordinario)

Esta nota de Wired es de lo mas criterioso que leí respecto a las crecientes eliminaciones de blogs con contenido musical *en teoria* non sancto por parte de Google, respondiendo a reclamos de la industria o a acciones por parte de servicios laterales de patrullaje como web sheriff. Las reacciones frente a esta furia podadora que se ha ido diseminando por blogger suelen tomar el típico camino de posturas irreconciliables: Están aquellos que al verse directamente afectados por la ola desactivadora optan por el recurso de la victimización acudiendo a proclamas de derechos individuales avasallados con impunidad, y los defensores a ultranza del status quo impuesto por las multinacionales que celebran cualquier tipo de avance del big bro informático por sobre el tráfico oscuro de data sin blanquear. La realidad, como se ilustra, es que hay una ambigüedad legal tan grande en lo que respecta a la circulación de música por la red, que la mayoría de los blogs quedan inmersos en un vale todo por omisión en el que no tienen mucho sentido las disquisiciones éticas a la hora de definir donde empiezan y terminan los espacios de presunta ilegalidad.

Las oleadas persecutorias de la industria por ahora siguen siendo disparos al bulto que embarullan un poco la cancha y quizás en algún momento alcancen para derribar un par de peces gordos (servicios de hosting y demás) pero de todos modos resulta increíble la ineficiencia de los métodos que emplean para la detección de contenidos. Ésto lo hacen en parte con bots automatizados que operan con trazo más bien grueso y pifiándola bastante, así es como han caído desde algunos de los blogs mas zarpe que suben listas sabanas con toneladas de leaks frescos hasta otros con contenido super friendly que operan solo posteando promos y archivos autorizados, cuestión esta que desató el escandalete de la caza indiscriminada. Uno supone que para los tipos sería mucho mas negocio poner a unos cuantos sabuesos informáticos a la búsqueda de focos infecciosos en tiempo real y de esa manera evitarse unos cuantos dolores de cabeza por posibles contrademandas de usuarios afectados. Es más, por dos lucas al mes hasta yo hago el laburo sucio.


Las películas de la década según la gente que hace las listas

Una lista, por más pretensiones de objetividad que tenga, dice más del que lista que de lo listado. Y una gran lista de todas las listas de “Las mejores películas de la década” debe decir mucho del panorama de la gente que hace (y la que lee) listas aunque diga muy poco sobre el del cine. Y Slate justamente está haciendo eso, un promedio de las listas que se están editando.

Lógicamente las listas son de medios ingleses y estadounidenses y el resultado obvio es que la cima de todas está dominada por películas que vienen de Hollywood o hablan su idioma. En casi todas las listas las películas extranjeras están distribuidas igual, amontonándose en el fondo y escaseando en la cima. E incluso en algunos casos esas pocas que están en la cima son cosas como Amelie o Ciudad de Dios o Slumdog Millonaire, que sin importar donde se hayan filmado, son hollywoodenses. En este contexto las películas extranjeras parecen incluídas por obligación, para mostrar una amplitud que no existe. ¿Qué sentido tiene incluir In The Mood for Love, El viaje de Chihiro, Mooladeé o Werckmeister Harmonies si vas a decir que no son tan buenas como Eternal Sunshine of the Spotless Mind o Memento? Ni siquiera el cine norteamericano más alejado de Hollywood tiene un lugar. Películas fundamentales como Los Angeles Plays Itself o Funny Ha Ha brillan por su ausencia pero Lost in Translation está como en cinco listas. Los documentales, los cortos, el cine experimental, la animación (salvo Pixar y Chihiro), todos están excluídos de las listas.

Por supuesto que no espero nada diferente. Sería ridículo. Todos sabemos que ningún diario va a elegir como la película de la década algún corto austríaco hecho con metraje encontrado o un documental sobre una carretera londinense. Claro que no, todavía tienen un público al que tienen que hablarle de cosas que relativamente entiendan, no es un lugar para tomar riesgos. Pero estaba pensando en lo mismo que Ezequiel en el post anterior y me shockea la homogeneidad. No estoy seguro de a qué voy, y no estoy seguro de que tenga algo para decir, pero sigue siendo deprimente ver estas cosas y me llena de interrogantes. ¿Hasta cuándo vamos a seguir consumiendo exactamente la misma cultura proveniente de pozos en los que ya no queda agua como Hollywood? ¿La crítica no debería precisamente estar buscando la forma de solucionar eso en vez de tratar de convencernos de que todavía hay agua? ¿Por qué en la era de la supuesta democratización que representa internet este tipo de listas son lo único que nos sigue llegando, lo único que vemos en todos lados? ¿De qué sirve que todo el mundo pueda tener su propia voz cuando todos tienen lo mismo para decir? Internet entonces deja de parecer una herramienta de democratización para revelarse como otra instancia de un proceso de homogeneización cultural eterno. Todo pueden seguir consumiendo lo mismo pero ahora con la impresión de que eligen hacerlo, de que hay un cierto gesto de libertad en ello. Mientras tanto solo nos queda esperar que Avatar no esté en la cima de todas las listas en el 2020 (y no, no vi Avatar, y no la voy a ver, cuestión de principios).


Como Dios, pero en la Internet

Hace unos 6 meses aproximadamente, la persona online de why the lucky stiff desapareció. Todos sus sitios webs, su cuenta de twitter, el sitio de sus libros, sus repositorios de código, todo se borró para siempre. Leí varios textos sobre esto y pensé en bastantes cosas referentes a ello, así que es hora de escribir, aunque primero lo mejor sería explicar de que cuernos estoy hablando, ¿no?

Why the lucky stiff, también conocido como _why o simplemente why era el alias de un muy prolífico desarrollador, dibujante, músico y artista, que fue muy importante en la comunidad de programadores de Ruby (que es un lenguaje de programación). Pese a dar conferencias varias y mostrar la cara, siempre se mantuvo en el anonimato. Nunca se supo su nombre, ni ningún detalle de su vida privada.
No soy desarrollador ni nada por el estilo, pero leyendo su publicación, _why’s Poignant Guide To Ruby, podes notar que why no era un programador ni un escritor de libros cualquiera. El libro es un delirio surrealista y es lo opuesto absoluto a cualquiera de esos libros densos, gordos y para nerds de O’Reilly donde parece que te sale acné espontáneamente al leerlos. Lleno de ejemplos bizarros y repleto de ilustraciones con zorros gritando, y hablando de panceta. Es muy divertido, pero al mismo tiempo, evita irse al carajo y volverse tedioso. Entretiene, y además educa y explica como funciona la lógica del código de una forma muy lúdica. Por detrás de todo el humor y lo bizarro, se podía encontrar un nucleo que fomentaba la simplicidad, la educación y el buen uso del lenguaje. La idea de _why fue tratar de fomentar la programación y el hacking a un público joven, y adolescente.  El libro venía acompañado incluso con un álbum de música compuesta por el, que es totalmente hilarante y bizarro, y parece una mezcla entre Neutral Milk Hotel y Of Montreal. También desarrollo entornos de programación super simples, para ser utilizados por niños. En fin, podríamos decir que _why podría ser considerado un ejemplo a seguir entre tanto programador cuadrado.

Hasta que llegó un día donde la persona detrás de ese seudónimo decidió borrar toda huella de él y todos sus sitios. _why dejó de existir. Quizás fue debido a que alguién descubrió su verdadera identidad (en el sitio http://whoiswhytheluckystiff.wordpress.com/, que ahora está vacío). No se sabe bien. El tipo borró todo, dejando imposibilitada cualquier forma de comunicación o contacto con él.
John Resig, un influyente desarrollador (creador de la librería jQuery) escribió una muy buena Eulogia a _why. La pueden leer aquí, y en ela Resig juega con la teoría de que la persona detrás de _why creo esa persona online como una obra. Los textos, imágenes, contenidos que flotan en Internet y le pertenecen a uno, pueden ser muy fáciles de borrar. Un par de clicks en ‘delete’ y listo, caput. Resig interpreta la desaparición de _why como los mandalas de arena tibetanos – esas obras complicadísimas en arena que tardan semanas en hacerse para luego borrarse de una forma ritual, simbolizando la creencia budista de la transición en la vida. Esta persona detrás de _why hizo lo mismo, borrando lo que era su persona online para seguir con otras cosas.
Obviamente no esta todo perdido, y ya hay un sitio con todas las cosas que él ha escrito a lo largo de varios años. Quien sea que está detrás de why, seguramente volverá a aparecer en internet con otra persona. O tal vez no, quien sabe. Lo importante es saber que _why era solamente un fragmento de la vida de una persona, nada de más.

Termino de hablar de _why con un tuit suyo que me gustó mucho, y que encompasa toda una filosofía de vida en 137 carácteres:

“when you don’t create things, you become defined by your tastes rather than ability. your tastes only narrow ; exclude people. so create.”

***

Todo esto me lleva a pensar en la persona Online de cada uno.  Supongo que ustedes alguna vez googlearon su propio nombre. ¿Que han encontrado? Si googleo el nombre completo de Dario, por ejemplo, no voy a encontrar nada sobre él. Él prefiere que su persona en la “vida real” no este unido a lo que hace en Internet. Yo y Amadeo, por otro lado, somos todo lo opuesto. Es fácil encontrar nuestras cuentas de Facebook (donde se pueden encontrar cientos de links a distintas cosas, gustos personales, e-mail, etc),  cuentas de last.fm, flickr, publicaciones en diversos sitios, y un montón de información personal acerca de quienes somos, que hacemos, que nos gusta y que no.
Saliendo de estos casos más extremos esta mi amigo Martín, que decidió mostrar solo algunas cosas. Así que si buscamos su nombre, lo que encontramos en Google es solo cosas sobre Martín, el fotógrafo y escritor, no el Martín melómano, fanático del cine y que trabaja de Diseñador Web. Algunas cosas las firma con su nombre y apellido. Otras no.

No intento explicar que una forma de vivir en Internet es válida y otra no, más bien pensar un poco sobre eso. ¿Cuantas veces encontramos un perfil y enseguida hacemos un juicio sobre esa persona sin conocerla? ¿Les pasó de conocer a una persona y ver que su ‘versión online’ es totalmente distinta y quizás “equivocada” a lo que pensabamos?  Y si la persona online de uno es eliminada, ¿Pasaría algo? ¿Sería diferente? ¿O sería todo exactamente igual? 
¿Cuan parecido es la persona Online que cada uno tiene, con uno mismo? Y, en el caso que sean idénticos, parcialmente, muy diferente, o que no exista, ¿Estamos satisfechos con eso?

Son un montón de preguntas, y cada uno tendrá sus respuestas para ellas. Yo recién me pregunto varias de estas. Son las cosas en las que pensé cuando me enteré el caso de _why, y aunque algunas cosas sobre esto no las tengo del todo claras ni definidas, puedo ver que van encaminadas por cierto lado.