Modernistas 17: Agustín Ferrando

Agustin02(una versión reducida de esta entrevista fue publicada en La Diaria el 14/2/2014)

Hace un año y un par de meses Agustín estaba con su novia y vieron un video de una señora robando flores. Decidieron que se podría hacer un programita con videos de ese tipo, uruguayo, y a los 3 días tenían el primer capítulo terminado. El resto ya es historia conocida: Tiranos Temblad es uno de los fenómenos más grandes de Internet en Uruguay, un fenómeno tan grande que tomó por asalto la vida de Agustín y Fernanda (Montoro, pareja y co-autora de la serie). Me reuní con ellos para charlar un poco sobre el programa pero también sobre la tecnología, la independiente y las particularidades de trabajar exclusivamente en un medio Online.
Por una limitación de tamaño, tuve que sacar un fragmento muy largo de la entrevista para que sea posible publicar en La Diaria. Una pena, porque es todo un intercambio muy interesante sobre los medios alternativos, Netflix, la televisión y como la gente consume cosas hoy en día. Encima me perdí la posibilidad de nombrar la nota con el título de “El sueño de la antena parabólica”, que me parecía genial. Así que bueno, aquí va la entrevista completa, que más que una entrevista es una conversación larga y tendida.

(¡Ah! y si nunca vieron nada de Tiranos Temblad, una buena introducción es el último capítulo, un especial de verano de Febrero)

– Contanos un poco como ves este nuevo año que se viene. Ya pude notar que cambiaste un poco el formato en este especial de verano.. ¿Como ves este año que se viene comparado con el primer año de Tiranos Temblad
– Todo lo que fue la experiencia Tiranos Temblad fue vivir el presente y apenas poder resolver el próximo paso. No fue algo que preevimos: de hecho, cuando comenzamos a hacer el programa a fin de año, incluso habiéndolo empezado hicimos una programación del 2013, y esta se derrumbó por completo. Nos costó mucho pensar a largo plazo. En principio lo que hicimos ahora fue poder achicar, descansar – porque todavía no nos hemos tomado vacaciones desde el nacimiento de Tiranos – y lo que es seguro es que queremos evolucionar el formato. Es lo que me da ganas: las veces que me trabajo y siento que me estoy repitiendo, ahí pierde gracia. Solo haría esto porque es algo personal, ya que el nivel de desgaste y de esfuerzo es muy alto.
Una cosa que me pasó es que nunca me había sentado a ver todos los capítulos. y para el especial aniversario, me senté y los vi. Y al verlos vi cosas que me gustaron como evolucionaron y vi cosas que me gustaban más como eran al principio.
– Justamente pude notar al revisar capítulos viejos, como fuiste armando el “personaje” de Tiranos Temblad. Por ejemplo en el primer capitulo te burlas un poco de los videos que mostrás, y después enseguida al segundo video ya agarrás el tono totalmente neutro del resto de la serie. También en el especial de verano que hiciste como un jueguito: Comentaste que hubo mucho bardo en el verano y a continuación pusiste videos super inocentes. Eso lo vi para mi fue una declaración de principios, un “No voy a poner esto”..
– ..¡y lo están esperando! y por eso te voy a amagar de que lo voy a hacer. Lo mismo con la parte de “Uruguay es el mejor país”..
– Sí, también lo sacaste. Veo que Tiranos Temblad es super personal, que cualquier otra persona lo haría totalmente diferente, y funciona y es Tiranos Temblad porque sos vos y lo haces vos. ¿Esta “persona” fue creada inconscientemente, fue algo natural, o tomaste decisiones en algún momento, de que fuera pop, amable, etc?
– No, fue una evolución super natural. Como te diste cuenta en el 1er capitulo fue una cosa mucho mas pensando en el circulo de amigos que sabía que iba a disfrutar de ese tipo de cosas, y fue super espontáneo: El primer capitulo lo hicimos a los 3 días que tuvimos la idea. No tuvimos tiempo de nada, de hecho, el “crack de la semana” surgió mientras lo estábamos haciendo. Yo también quería jugar a que ya “existía” el programa: Lo del “crack de la semana” surgió por eso, como algo que ya existía antes.
– Es interesante que el primer capítulo empieza ya un cartel y una canción definidas. Me parece que eso es viene de tu carrera de productor, ya sabés como funciona y eso te diferencia de un pibe que juntó esos videos y los pone así tirados. Le armaste una “marca”.
– Exacto. Traté de armarle un paquetito lo más prolijo posible y utilizando las cosas que ya conocía y sabía. Una de las cosas que mas me atrajeron de hacer videos es aprender a utilizar el lenguaje audiovisual. el lenguaje audiovisual es una cosa que cuando descubrís es super interesante: te das cuenta que hacer un video es casi como escribir, que hay puntos, hay comas, hay paréntesis, tenes todas las formas gramaticales en video. Yo veo pila de television, que es mi principal flujo visual, por internet – no miro television “en la tele” desde que soy adolescente o chico. Pero apenas hubo internet y YouTube en el 2006, ahí termine con eso de ver cuando el otro quiere , como el otro quiere, con los cortes que el otro quiere.
Me gusta mucho ver formatos. Una de las cosas que más me gusta es ver un mismo programa en distintos países, como lo tienen que editar a otra cultura. Y cuanto más rara sea la cultura mejor. Por eso es que la evolución de TT para mi fue natural, la amabilidad y el tono, fueron todas cosas que pude capturar y ver, y darme cuenta que podía pulir por ese lado. El tema de las “secciones” son categorías que se repiten naturalmente en la búsqueda de videos. O sea, uno busca, y, naturalmente, empezás a ver “misterios”…
– … Son las cosas que la gente filma.
– Es lo que la gente filma. O por ejemplo los consejos que metimos en el último capitulo de verano, es algo que hace meses queremos ponerlo, porque aparecen consejos por todos lados, pero no sabíamos como meterlo.
Volviendo a los formatos, siempre me interesaron y la posibilidad de poder armar un formato de programa de cero para mi fue algo muy divertido, y sigue siéndolo, porque luego de haber encontrado ese formato, hay que dejarlo un poco de lado. El formato es una estructura que te asegura que podés estar cansado o con poco tiempo, con poco material, y seguís ese formato, e igual funciona.
– En el arte en general siempre está bueno tener una estructura pero siempre ser capaz de torcerla o correrla un poco…
– Exacto, y en la televisión se usa mucho que cuando encuentran el formato, se quedan ahí para siempre, y la gente termina disfrutando a la larga de la repetición, y se enojan cuando se lo cambian. Por eso para nosotros es importante plantear los cambios gradualmente, y que la gente disfrute más del cambio que de la repetición del formato, y cuando la gente vea que desaparece lo de “Uruguay es el mejor país” no se ponga triste, que lo entienda como lo que es, que ya nos reímos y divertimos con eso, ¡pero que ya fue! No me gusta cuando algo se torna predecible, aunque cuando algo se torna predecible te da la posibilidad de jugar con eso, entonces lo sacás y sorprendés.
Una cosa que me gusta siempre es ir en contra de la corriente. Por eso sale el domingo de noche: la gente me dice “metelo a las nueve de las noche de un martes o miércoles y triplicás las views” … y no va por ahí. Lo mismo con la temáticas: Si hay algo de lo que todo el mundo habla, tengo que hacer un especial esfuerzo por ignorarlo… y a la vez conseguir contenido. Al principio encontramos un montón de videos “polémicos” que nos dábamos cuenta que la gente los iba a mencionar, que lo iban a levantar los portales, pero nos iba a llenar de oscuridad y eso no nos pinta. Y este año tenemos la política.
– La política y el mundial…
– Va a ser insoportable. Mi desafío se duplica o se triplica porque me parece que tengo un objetivo mas claro, que es trata de mantener el programa divertido, con esa duración y zafando de esos temas..
– Está bueno porque los sorteas esos temas pero sin ignorarlos. Son como el elefante en el cuarto, están ahí, pero lo ignoras activamente.
– Exacto. “Se que está, se que existe, pero no lo muestro”.
– A mi me da la sensación de que en internet las cosas graciosas aburren mucho más rápido que en cualquier otro medio, como – por ejemplo – la página de Facebook “la gente esta diciendo” que salió y al comienzo era genial y enseguida..
– … Se gasta.
– ¿Vos podés visualizarle un final al programa, cuando por ejemplo exprimiste todo lo que pudiste hacer?
– “Hundirse con el barco”… Lo que mas me motiva de Tiranos Temblad son dos cosas: Una es el hecho de ser independiente. Te hundís con el barco porque tenés compromiso: si filmas con una firma, por todo un año, te aburrís en junio y tenés que seguir hasta diciembre. Como soy independiente, no tengo ese compromiso. La otra cosa que me interesa es que el formato es por Internet y no tengo las reglas de la televisión. Funciona distinto, los tiempos son otros…
– La gente es más critica.
– MUCHO más sincera y crítica. Yo hace 10 años hacía un video cualquiera, y el feedback que recibía era gente que me lo iba a dar cara a cara, gente que me conocía y me iba a palmear la espalda y me iba a decir “muy bueno” aunque no pensara eso. Aquel mundo cara a cara en el que vivíamos era bastante menos sincero y también menos anónimo.
– Sí, pero igual los comentarios en Internet pueden llegar a ser muy tóxicos, dañinos…
– Mi madre es psiquiatra y me cuenta de que trae niños y adolescentes, y la crueldad respecto a ese tema es muy grande. Uno tiene que insistirle a los niños y decirles “a ver eso que le dijiste por teléfono: Decíselo en persona. ¿Ves que no es tan fácil? ¿porque? porque ves que el otro está sufriendo”. Internet es totalmente anónimo, sos totalmente impune, no estás conectando a ese nivel no-hablado.
Una critica que se hace de la televisión – de que mires algo y digas “esto es una mierda” – se puede fundamentar con que al espectador te le estas metiendo en su casa. El tipo prende la tele, se pone a cocinar y cuando se quiere acordar está re indignado con el invitado de nosequien que pasan en la televisión, y está llamando al canal… ¡Por que se le metieron en la casa! Mientras que en Internet vos VAS A BUSCAR, sos consciente de lo que ves.
Si yo te doy un vaso de un líquido negro, lo empezás a tomar… y es petróleo, vos no te lo tomás entero para después putear al respecto. Tu reacción es escupir enseguida, decir “esto no me gusta” y dejarlo. A veces siento que muchas de las críticas que surgen de Internet, son de gente que se está tomando el vaso de petróleo, gente que no está aprovechando la posibilidad de que el producto no viene a invadirte a tu casa, entonces: parálo, cambiálo, utiliza YouTube para ver otra cosa. Poné lo que te guste. Una de las cosas que nos planteamos cuando vimos el primer video de Tiranos, el de aquella señora robando flores, fue “bo, yo vería esto”, y en Uruguay eso no es poca cosa. Yo vería Tiranos Temblad, tal vez me costaría al comienzo, hubiera tenido que entender ese perfil naïf que puede molestar en primera instancia, pero yo lo miraría, por esa sensación que te queda cuando termina, que para mi es lo más importante.
Yo miraba los noticieros obligado en casa – porque era lo que estaba prendido -, y me acuerdo de terminar oscuro, con una sensación fea, una energía negativa. Mirar por la ventana, y ese mundo de afuera con autos y gente pasaba todo a ser robos, sospechas, paranoia.  Tiranos Temblad es un producto uruguayo, nacional, que está al acceso del que quiera, y lo mas importante para mi es que lo termines de ver y quedes igual o mejor que como empezaste, nunca más caliente. Es el anti-noticiero.
De cualquier forma y hablando de Tiranos Temblad [y su relación con Internet], para mi es saludable, porque puedo ver todo lo que piensa y opina la gente. Y es fácil separar lo que es mala leche de lo que es una critica real, con base sólida y que está bien.
Yo nunca pensé que iba a tener esta recepción. Y ahora hace un tiempo [Tiranos Temblad] empezó a sufrir el síndrome de lo popular… que es gravísimo y me dio mucho miedo. Porque lo popular va aparejado de un montón de cosas ancestrales que no podés cambiar. Tengo amigos que me dicen “Bo, ¿Sabés que tengo un amigo que no quiere ver tu programa porque todo el mundo habla de él?”
– Es absurdo.
– Y se da eso. Porque en general, lo popular tiene ciertas características negativas. Lo que se populariza tiende a empeorar con el tiempo. Lo que se populariza tiende a dar golpes bajos, engancha gente desde un lado no-genuino, tiene un montón de características negativas contra las que tuve que luchar. Como las presiones de la gente: me bombardean con videos de niños, perros, gatos, de “por favor ponelo, soy fanático”, y las marcas que se te acercan, y la cantidad de ofertas económicas. Es un arma de doble filo la popularidad, por un lado pensás “pa, que bueno que lo ve tanta gente”, pero por otro lado pensás: “yo estoy agarrando videos de internet, y hoy en día ponga el video que ponga… ese video va a ser visto por miles de personas”.
– Yo creo igual que sos muy cuidadoso con eso. Como que Tiranos Temblad nunca es solemne y nunca hay videos que se puedan considerar “importantes”. Lo mantenés como algo liviano, sin presiones, arrancando el primer día: “mirá: encontré estas cosas graciosas en YouTube, mirálas”
– Sí. Y darle la misma importancia a todos los videos. Me gusta el hecho de poder llenar de intención no de mi lado sino del lado del espectador. Al pasarlo todo en un tono neutro y sin darle mas importancia a uno que a otro, el espectador puede decidir que piensa sobre lo que está viendo, que tampoco es lo más común en los medios. En los medios te dan “mira lo que tenés que pensar de esto», “esto que estas viendo no te esta gustando, esta película SI te va a gustar”, y me parece más saludable la objetividad llevada al extremo.
– El programa medio inconscientemente fue creando un montón de memes lingüísticos («What a Fuck», «Qué loco, no?», etc), ¿Surgieron solos? Es sorprendente como todo el mundo dice y cita frases del programa. Y ni siquiera de parte de fans del programa: se fue impregnando todo Montevideo con esas frases. ¿Fue natural?
– Si, cien por ciento. Son cosas que salen. Surge del mundo de los mal usados separadores: los programas en Argentina y muchas veces acá, ponen un video y es interrumpido 50 veces por memes televisivos. O como pasaba con Petinatti en malos pensamientos, con su millón de frasesitas pre-grabadas. Mi idea era lo contrario, repetir solo tres, o cuatro, que sabés que van aparecer. Y todas surgieron 100% naturales, es muy difícil imponer algo así.
– Es que tiene que ser material muy bueno.
– El proceso creativo que hago con Tiranos es muy “de respuesta”. Parte todo de un video o un estímulo. Si yo fuera escritor de ficción o hiciera ficción yo me sentaría frente a una hoja en blanco y empezaría algo desde cero. Yo ahora siempre hago cosas en reacción a otro material, jamás desde cero.
– Desde ese punto de vista tu trabajo es mas parecido al de un DJ..
– Claro, o alguien que remixa. o un documentalista que ve un material en bruto que es ESE, y no puedas filmar más nada.
– Vos haces mashups, es básicamente eso.
– Yo tengo que estar en un estado de percepción, despierto, para que pasen estos memes, detectarlos, pero nunca es algo elaborado o buscado. Como creador es algo cómodo: nunca tenés que generar desde cero. Casi todo es en reacción, nada surge de sentarse a planificar. La esencia de Tiranos Temblad era hacer algo con ganas y placer. Aplicar todo lo que aprendí estos años para el bien, hacer todos los procesos como quería y me gustaban y todo lo que no puedo hacer cuando trabajo para un tercero. Y asumir que ya el simple hecho de hacer las cosas como quisiera me iba a resultar saludable y retornar el placer y gusto por esta tarea. de toda esa esencia surge toda esta demencia…
– Es tu proyecto artístico, digamos, “tu banda”.
– Es mi banda. Es algo que venia hace años buscando y necesitando: estuve un año ordenando mis ideas, cosas de humor, sketches, etc. Me armé una estructura mental, me termine juntando con Claudio “Peyo” Barrios y empezamos con Siranos Semblad – que empezó antes que Tiranos – y la búsqueda empezó por ahí. Pero todo venía de algo de hacer por mi cuenta. Yo soy muy de anotar ideas, se que se me olvidan, pero nunca he hecho nada de esas ideas con anotarlas. Pero me di cuenta que las ideas en si mismo no servían. Que coleccionarlas en un cuaderno no me servía: Ahí decidí cambiar el rumbo, empezamos con Tiranos Temblad, y si salía natural, pensaba “por acá tiene que venir”. Yo empecé haciendo sketches de humor, y pensé que esos sketches iban a ser mi 2013…
Hay que estar con las antenas paradas, un día estas por la feria y encontrás algo que te destapa una cañería, y no era algo que estabas sentado en tu casa elaborando, se te enfrentó esa idea y el tema es qué hacés con eso que te enfrentaste. A veces decís “fa , estaría bueno pero justo la semana que viene me voy de vacaciones..” y la vida muchas veces boicotea contra esos momentos. Hay que hacerlo ya. Cuando empecé Tiranos Temblad definitivamente no era un buen momento: eran mis primeras vacaciones después de mucho tiempo, estaba cansado. Pero pensé: “no va a haber un buen momento”. Nunca vas a tener mas energía que la que tenés ahora. Si no tenés hijos, es ahora, hay que aprovechar.
– En Argentina mucha gente ve Tiranos Temblad y gusta mucho, y siempre pensé que sería muy difícil el mismo programa en otro país. La idiosincrasia de lo que es Uruguay, lo “chiquito” del país. Me imagino que si estás en Argentina o Chile y buscás todo lo que hay en YouTube en una semana, la cantidad de videos es demasiado vasta y no saldría toda esa cosa “pequeña” que vos buscas, como una familia que filma un pajarito.. ¿Como ves esa idiosincracia? ¿Te han dicho para hacerlo en otro país?
– A mi me encantaría que se hiciera de todos los países. Llevarlo a la practica creo que es complicado. Tuve algunas ofertas de hacer uno de Sudamérica… o hacer una semana de cada país de Sudamérica. Igual cuando empiezo a contarle de los derechos y todo eso se echan un poco para atrás. También está el hecho de que esto es un proyecto cuya esencia es la independencia, y llevarlo a otro territorio…
– ¿Has pensado agarrar de material de otras fuentes que no sean Youtube, tipo Vine, Vimeo, o Facebook?
– A veces hemos agarrado algo esporádico de Vimeo, algo de Vine, pero cuanto más acotado es nuestro universo de material es mejor, por lo menos para lo que es la esencia del formato. Me ha pasado de gente que me ha querido vender contenido creado especialmente para Tiranos Temblad y yo les digo “mirá, todo bien, pero finalmente va a aparecer el pajarito que come de la mano de la señora o venancio el erizo y le da un millón de vueltas, y la gente va a HABLAR de eso”. Es tan interesante el disfrute de lo cotidiano que tiene la gente… en Argentina hay mucha producción audiovisual, en YouTube hay millones de canales, y de repente hay un canal de un barrio que tiene un programa hecho por unos guachos que te cagás de la risa, por eso, por que es independiente, por que no pasa por los filtros.
Una cosa que me gusta que surge de la popularidad de Tiranos Temblad es que la gente sube cada vez más a youtube en Uruguay este año, despertó eso de “che, ¡Se pueden hacer cosas independientes!”. No tenés que golpearle las puertas a los canales para que nos quiten las ideas, nos saquen las ganas, porque nos obligan a ponerle un productor, para que cambie la voz de la locución, para que hagan todas las cosas que ellos saben hacer en pro de destruir las cosas buenas.
– Yo creo que Tiranos Temblad es algo demasiado personal a esta altura, y con eso, frágil: si le cambiás un parámetro se desarmaría por completo. Si hay otra voz, otro tono, la gente cerraría la tab enseguida. El encanto que le veo a los videos que aparecen en Tiranos Temblad es que sea material para mostrarse entre familia y amigos…
– Exacto, NO para ser mostrado al mundo. También es increíble como la gente – que acá no es muy cholula – empezó a tener ganas de salir en Tiranos. Recuerdo que las primeras reacciones de la gente fueron “… Pa, no se puede subir nada más a YouTube, porque ahora te agarran ahí y apareces”. Eso duró DOS SEMANAS, enseguida la reacción fue todo lo contrario, desde que me mandaban videos, de “quiero ser el crack de la semana”.. esas cosas que la gente genera que están buenas, me hacen sentir bien por que en un punto..
– …Generaste como un espacio.
– Claro.
– Aunque igual sabés que si alguien te rompe mucho las bolas con subir algo, vos nunca subirías.
– Si, es contraproducente. También en un momento nos empezamos a dar cuenta de la responsabilidad de la influencia. Por ejemplo: al principio yo ponía videos de gente que hacer parkour y cosas medio peligrosas, puse un par de videos y enseguida me di cuenta que no tendría que subir eso, por que tal vez un tipo quiere aparecer en el programa..
– Claro, gente que puede tirarse de un techo o hacer cualquiera.
– … Entonces empezamos a cambiar el “parámetro” del “crack de la semana”, poner como ganadores a videos más absurdos. Y mirá lo que pasó: a las dos semanas apareció un guacho que le sacó una bolsa de nylon a una gaviota en la playa Pocitos, y se la sacó como en un festejo, actuó y bailó. Nos lo mandaron: fue filmado explícitamente para Tiranos Temblad. Y cuando lo vi pensé: ESTO es lo que hay que generar: un grupo de pendejos pasó por ahí, vieron la situación, piensan en filmarlo y salir en tiranos, a mi no me importa porque lo hicieron, lo importante es que le sacaron la bolsa a la gaviota, y eso es lo que me parece absolutamente genial y te podría dar 5 o 6 ejemplos de cosas que fueron buenas y que tal vez se iban a hacer igual, pero por lo pronto se que fueron hechas intentando rankear en el programa.
Esa es una de muchas responsabilidad que genera la popularidad, lo peligroso que es y la cuota de desafío que le agrega al asunto. Hay cierto nivel de responsabilidad que tenés que mantener sobre el mensaje que estás dando, y sobre las consecuencias que vos sabés que podés llegar a generar, entonces cualquier cosa que ahora veo que pueda tener un “no lo intenten en sus casas”, no lo pongo.
Cuando el programa empezó a volverse popular, pensé que el nombre “Tiranos Temblad” fue un error, que me estaba metiendo con con algo medio solemne, entonces lo primero que traté de hacerlo es nunca asociarlo con esa parte del himno.
– A mi siempre me pareció muy gracioso que el himno tenga una frase como “Tiranos Temblad”.. y es muy bueno el contrapunto con el programa, que con ese nombre tan ampuloso su contenido sea videos de niños bailando y animalitos. Es como un “Somos esto”, no hay nada tan grande ni grandioso en Uruguay.
– No hay nada que temer.
– Hablemos un poco más sobre los medios audiovisuales en general. ¿Estás siempre pendiente de las nuevas tecnológicas, el on-demand, Netflix, etc?
– Mirá, en la materia que es ver televisión, voy a la vanguardia. Cuando salió la fibra óptica, para mi fue un gran alivio, yo venía en cierta forma “luchando” contra Internet. Pagábamos servicio de cable ingleses… de acá a cinco años atrás vos me preguntabas donde podías ver tal canal y yo tenía un link para pasarte. Mi sueño cuando era chico..
– … Era poder elegir.
– Sí. Cuando era niño, en lo de mi abuela, cuando íbamos al mediodía y salíamos de la escuela, A VECES en el canal once se sintonizaba El Gordo y el Flaco, desde Argentina. Se veía MUY mal, todo gris, pero se veía y se escuchaba un poco mejor de como se veía. SOLO la posibilidad de ver algo que no era las otras cuatro posibilidades que daban los canales de aire era una sensación hermosa. Para mi la antena parabólica cuando era niño era Disney World. Tuve la suerte de que mi tío es editor de la NBC, trabajó en el mundo [de la comunicación] desde los 18 años. Entonces todo lo que a él le sobraba nos lo mandaba: rápidamente tuve un VHS, nos mandaba videos de televisión estatal, cosas que no entendía nada pero me alimentaban ese disfrute de “lo otro”, todo lo que no eran esos 4 canales, Había otro mundo, y todo lo del otro mundo me gustaba. En fin, tengo Netflix, tengo pila de formas “raras” para ver, Con IPs variables para poder entrar a servicios gratuitos de distintos países, y un montón de vericuetos que encontré para poder ver televisión del mundo.
– El otro día vi una discusión online con respecto a Netflix, sobre el gran defecto que tiene que cuando no sabés que querés ver podes estar horas indeciso sin ver nada. Y se preguntaban que ¿tal vez tendría que ser como la tele? que al abrirlo te muestra alguna película o serie automáticamente basado en tus gustos. Luego, en una entrevista, los ejecutivos de Netflix comentaron que era algo que consideraron, decidieron que no, porque la gente prefería otro formato, algo distinto a la tele normal.
– PERO es verdad que en esta revolución de Internet hay que poder tener ambas cosas. Porque el “random” de la televisión sigue teniendo lo bueno. Vayamos a algo mucho mas evolucionado que es la música: en un punto ahora podes escuchar lo que quieras, pero eso en un punto te limita porque uno quiere que lo sorprendan, entonces ahí aparecieron las radios en internet, que trabajan algunas con estados de ánimo, o por ejemplo Shoutcast radio o Tunein, servicios donde podés buscar una banda, y te pone son radios que pasan esa banda, o están por pasarla, pero no te ponen ESA canción, te pasan cosas “por ahí”, cercanas a eso, y es fundamental ese “por ahí”.
Por eso a mi me encanta tener los canales de televisión, además del on-demand como Netflix, que sería el “lo voy a buscar”. El formato on-demand generó en los espectadores una noción activa y consciente de “¿que me gusta ver?”, algo que la gente antes quizás no se lo preguntaba. En internet es todo mucho más activo y uno tiene que decidir, y a veces uno no tiene ganas de decidir. Y para eso está el random y los canales.
– Es interesante la tendencia ahora de varios sitios webs que intentan rescatar de Internet lo más oculto, más escondido y abandonado. Como ese Tumblr que subía videos de YouTube con 0 views. O Forgotify, que al abrirlo te pone a escuchar canciones jamás escuchadas de Spotify. Es curioso como queda todo un residuo fósil de tanto material en internet que nadie lo adquiere.
– ¿Y sabés que es lo peor? Que Internet se basa mucho en algoritmos: algo se busca mucho y en el buscador empieza a subir y si vos ponés en YouTube los videos mas vistos, te sorprenderías, de las pajerías que hay ahí. Hay desde videos que no son nada pero en la captura de pantalla del video aparece una mina que parecería que se esta como sacando la remera, hasta videos de un gatito que es… tierno, pero no hace nada especial. Pasa eso: lo popular se te muestra en YouTube, y lo que te muestra lo ves, entonces hay videos con 40 millones de views y son una mierda, y después hay videos que no tienen views y son asombrosos. Y ahí te das cuenta de que el mundo de los algoritmos ordena el caos pero deja las mismas cien mil cosas que la vamos a ver un millón de veces y las cosas que quedan afuera, quedan afuera.
– ¿Como ves el tema del formato de videoclip? Cuando YouTube explotó hace un par de años, por ejemplo, empezamos a ver videoclips de 15-20 minutos – como los que hizo Kanye West y Lady Gaga – , que funcionaban por que en YouTube sus espectadores “elegían” verlos. Lo que vi el año pasado también es el video interactivo, como el de “Like a Rolling Stone” de Bob Dylan, o lo de Pharrel Williams que dura 24 horas.. ¿le seguís viendo vialidad al videoclip normal?
– Para nada. Lo que pasa es que las vías de conversación y realización que tenían Mtv y Much Music ya fueron. Igual te sorprendés como el músico acá no se enteró todavía de eso, y en pila de casos yo los he derivado, y las mejores experiencias que tuve cuando me vinieron a decir “quiero hacer un videoclip” es que los termino convenciendo de que hagan, por ejemplo, cinco cortos. Para mi perdió la viabilidad, se tiene que reinventar: está el mundo interactivo, el mundo de los videos caseros, como el de Lana del Rey que hizo mashups de un montón de películas, que aunque era ilegal y lo bajaron antes lo vieron mil millones de personas, o los que hacia Ok Go con videos en una sola toma.. laburos gigantes pero con look indie y casero que funcionó muy bien en esa época. Acá es complicado porque ¿cuan más fácil es hacer un video que salga en TV Ciudad, que uno que salga en YouTube? Vos terminás de ver el videoclip de Pepito que vive en 18 y Ejido, y cuando termina te ofrece ver otros videos internacionales, y el pibe que ve YouTube está viendo todo a la vez, y no podes indicarle al un contexto, un “mirá que este video fue hecho en Uruguay, con veinte pesos…”. Las excusas no se transmiten, todos los videos son iguales ante la mirada y tenes que estar lo más al nivel que puedas, y también ver que es lo que se viene. Que tampoco esta claro. El video de Dylan no se puede volver a hacer por ejemplo. No abrió un formato: él ya lo hizo demasiado bien. Se va a seguir pudiendo explotar este camino, pero no lo vamos a poder explotar todos.
– Cada uno de esos videos son sólo una idea, que tienen mucho trabajo.
– … A mi me divierte todo esto. Tengo la suerte y tenemos todos los de nuestra generación que el cambio es lo normal, que la evolución es lo normal, y que la diversión está ahí. Que al principio cuando yo me aprendí todas las características de mini dv, pixel aspect ratio… y cuando terminé de aprender todo apareció el video HD. Y ahí en ese momento sentí cierta angustia. Pero ahora ya no, ahora es todo lo contrario, me parecería un embole seguir trabajando como trabajaba antes. Me identifico mucho más con esta generación que me tocó. Si antes me hubieras preguntado “te gusta la era en la que naciste?” te hubiera dicho que no: que me hubiera gustado nacer o vivir o tener 20 años en los 80s, o los 50s. Pero hoy estoy re contento con la época que me tocó nacer, y si no fuera gracias a YouTube por todo lo que nos da, y Internet y todo esto, yo no podría cumplir mi sueño de trabajar de lo que me gusta, el sueño de la antena parabólica de cuando era chico, el sueño de no estancarte en lo que haces y estar cambiando, que el cambio sea normal, y que eso sea algo que lo veas con felicidad. Que no lo veas como “uy, otra vez cambios”.
Yo vi gente concreta adulta que me enseñó a editar, que cuando comenzó el HD no-lineal se retiraron. Recuerdo a mi tío que trabajaba con grabados, la primera vez que le mostramos Photoshop: Cuando vio con la velocidad que cambiás algo de color, o de tamaño. Y entiendo esa frustración, es entendible, por eso me alegra esta etapa donde los cambios son constantes y pequeños y ves el cambio como algo estimulante.
– Uno ya sabe que cuando nace una tecnología que cambia el status quo la gente se asusta al comienzo, hay un pánico y la gente luego lo interioriza y se acostumbra. Es un patrón, un ciclo y las cosas cambian. Cambian un poquito las cosas, pero todo sigue igual.
– Yo creo que todos esos cambios a la larga llevan a cosas buenas. Y creo que en general la sinceridad es mejor que la hipocresía, y pienso que es positivo la facilidad con que se filtren cosas, por ejemplo en los gobiernos. ¡Antes era más fácil ocultar! y cuando es más difícil de ocultar, o tenés que hacerte cargo de lo que haces, o cambiar tu comportamiento, y cualquiera de esas dos posturas me parece más saludable que hacer algo a escondidas. Creo que como sociedad y cultura estamos aprendiendo más del otro. Y esto pasa tanto en escala personal como en escala social. A los gobiernos les cuesta más mentir, porque el propio pueblo puede subir fotos o información de lo que realmente está pasando. Creo que cada vez vamos a tener mas claros quienes somos y nos vamos a conocer mas como sociedad, el camino va por un lado mas de la sinceridad, o quizás de una hipocresía 2.0, mucho mas compleja y una mentira mucho mas elaborada. Pasa con las celebridades y las drogas, a todos los fotografían en un boliche…
– … Y es algo lo que siempre pasó.
– Es preferible que los tipos lo acepten. Los Beatles se drogaban. Lo lamento, madre que piensa que eso no puede ser. Ese es el mundo en el que vivimos y está bueno aceptarlo porque no pasa nada. El mundo en el que vivimos está bueno.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.