Cosas en las que tener una banda y tener novia son demasiado parecidas

Bands, those funny little plans, that never work quite right. – Mercury Rev, “Holes”

– Un comienzo energético, lleno de planes copados, un flujo de canciones nuevas todo el tiempo, primeros demos, escuchadas religiosas de las canciones, discusiones acaloradas (en el buen sentido), etc.
– Los primeros shows cuando hasta cargar equipos por 3 pisos de escalera es divertido.
– “Que bueno que esten tocando juntos, siempre me pareció que eran re compatibles ustedes”
– La primera gira, las borracheras, conocer gente copada, y volver contentos y con las pilas para seguir con todo y llevarse el mundo por delante.
– “Y? como va la banda?” “Buenísimo! Mucho mejor que el proyecto anterior, acá todo fluye y sin esfuerzo”
– Planes fantasiosos de fin de año para el año que viene.
– Juntarse ocasionalmente a ver videos y recordar momentos de la banda.
– Depresión post-parto a los dos días de sacar un disco.
– Celos tontos e irracionales cuando un integrante de la banda decide armar un proyecto paralelo.
– La primera pelea y charla seria, y el ensayo incómodo que viene después.
– “Estoy cansado de esto, estamos yendo por inercia, en modo automático, no avanzamos nada!”
– “Tenés que entenderlo. Él siempre va a ser igual, nunca va a cambiar en ese aspecto, hay que aceptarlo así..”
– Gran show salvador inesperado con el público re copado que hace que todo vaya a estar bien como antes.
– “Entre nosotros, no me gusta para nada que xxx esté siempre sobre el nombre de la banda, como si la banda fuera solo él. Y la banda somos todos”
– Un show en donde no pasa nada, poco público, indiferencia, que deja un clima fulero. Con los integrantes no se hablan por 4-5 días.
– Luego de muchos vaivenes, se disuelve la banda y te volves a tu casa escuchando “Perfect Day” en los auriculares, consciente de que es un cliché total, sintiéndote triste pero aliviado y entusiasmado por un futuro incierto.
– Encontrarse con los miembros de la banda en un show, luego de un par de semanas, y que todo sea ligeramente raro e incómodo.
– Morir de celos cuando al enterarte que dos de los ex-integrantes armaron un proyecto nuevo juntos.
– “Che, el otro día me puse a escuchar el disco y no se, estaba re bueno. Podríamos juntarnos un día de nuevo, como para ver que pasa, ¿No?”
– “Sí, no se, nos juntamos el otro día, estuvo bueno. Pero no se, como que ‘Falta Algo’..”
– Empezar de cero con otra banda. Pasan meses, años. Te encontrás de nuevo. Tomarse una cerveza, comodidad, charlar, reírse. Está todo bien.


4 comentarios en “Cosas en las que tener una banda y tener novia son demasiado parecidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.