Chicas.

Que serie complicada que es “Girls”. Que serie complicada para recomendar. Es una serie tan polarizante que la han llamado “la ‘Louie’ protagonizada por chicas de 25”, y también la “Sex and the City Hipster”. Y no es perfecta ni ahí, y tiene cosas que me gustaron mucho y otras que me parecieron desastrosas, pero igual, puedo decirlo: La banco.

El formato de la serie es sencillo, 4 amigas que viven en Brooklyn y los avatares de su vida. La protagonista es Hannah (Lena Dunham, que dirige y escribe) y la serie inicia cuando sus padres dejan de ayudarla económicamente y bancarle sus sueños de ser escritora. No es un personaje muy querible: Es complicada, insegura, presuntuosa, impulsiva, y tiene un ego tamaño Hipopótamo. Tiene una relación de amantes bastante compleja con Adam, un personaje RARISIMO y genial en el cual me detendré mejor luego. La relación entre Hannah y Adam posiblemente sea lo mejor de la serie. El resto del grupo femenino esta compuesto por:
Marnie, la roomie de Hannah que es bastante difícil de calificar pero podría cubrir el lugar de “chica normal”, tiene una relación de pareja que la tiene sumamente aburida. Creo que es el personaje menos cerrado y coherente de la serie, y su historia no tiene mucha gracia ni interés. Quizás para la segunda temporada se desarrolle más, quien sabe.
Jessa. Todos conocemos una chica como Jessa: Un “espíritu libre”, que obviamente lo que hace es tapar una inseguridad tremenda y un miedo al futuro haciendo impulsivamente lo primero que se le ocurre, trabajando de niñera y haciendo cualquiera en general. Es muy querible y está muy bien.
Shoshana es la más estereotípica y también la más divertida. Básicamente es algo así como la protagonista de Happy-Go-Lucky de Mike Leigh después de haberse tomado catorce cafés: Inocente, acelerada, con un acento neoyorquino y un montón de modimos insoportables, es muy muy divertida.

Después tenemos a Adam, el amante y pareja de Hannah. Adam es increíble: Una espece de redneck cavernícola, que SIEMPRE que es posible está sin remera, obsesionado con el sexo y hacer ejercicio, y que sorprende de a ratos con grandes momentos de inteligencia y de coherencia emocional. Con ese bigotito y barba de púber y una montaña de excentricidades y desprolijidades, es bastante impresionante como todo ese conjunto logra un personaje no solo coherente sino con el cual podemos empatizar perfectamente. La relación con Hannah es super compleja, es un vaivén insoportable, donde por un lado entendemos la forma super simple de ver las cosas de Adam – donde todo es blanco o negro, sin mucha vuelta – , y la de Hannah, que es un caldo caótico, sin dudas ella preferiría estar con alguien más ‘intelectual’, o menos freak, pero se da cuenta que se esta enamorando, o que no le gusta tener una relación abierta con él. La relación esta re re bien, es fresca, divertida y te mantiene todo el tiempo interesado.

Bien, ¿Cual es la parte más complicada y fulera de la serie? Es algo así: Porteños, imagínense una serie sobre “un grupo de chicas cool de Palermo”. Montevideanos, hagan lo mismo pero cambienlo por Pocitos (quizás). «Girls» es cool, esta lleno de facebook, twitter, referencias culturales witty, tipos con bigotitos, exposiciones de arte, etc, etc, etc. Son chicas de clase media-alta, mantenidas obviamente por los padres, confundidas, que saltan de trabajo a trabajo o relación a relación sin parar. El entorno no te deja de chirriar un poco, es un grupo humano que a uno le encanta odiar: Chetas, histéricas, insoportables, inseguras, compulsivas, un par de veces por capítulo es inevitable el deseo de darle un buen sacudón a alguna de las protagonistas. Pero por suerte «Girls» es muy consciente de eso (o sea: varias de las actrices son precisamente hijas de famosos), y no trata con mimos y cariños a los personajes – más bien todo lo contrario.
La serie tiene también otros problemas, algunos giros argumentales mal resueltos, cierta frivolidad al tratar algunos temas, cursilerías, lugares comunes, algunos intercambios y personajes secundarios poco realistas, de forma que alguien que ya le moleste el formato tan hip del asunto pueda odiarla sistemáticamente. Pero igual hay un “algo”, un par de factores que la hace más interesante, que hace que en mi opinión, esta buenísimo que “Girls” exista y que le vaya bien.

Primero, está orientado a un público dentro de todo teen-postadolescente y lo muestra con una cara bastante cruel y despiadada. Cómo ese período de juventud luego de lo que ocurre en Freaks and Geeks. Es una serie dentro de todo sincera, y muestra muy bien un montón de conflictos de relaciones de la forma en que son: Confusos, complejos, donde nadie realmente es el que tiene la razón o culpa, y donde en las relaciones importan un montón de factores que no se son comunes de mostrar en las series. Como el sexo, que es una parte super interesante del asunto. En Girls se coge pila y la mayoría de las veces es un desastre: Y no tanto en plan gag o como un drama sino de una forma bien realista, con diálogos incómodos, problemas de comunicación, dirty talking, chanchadas varias,  y podemos ver situaciones más delicadas como un polvo que salió todo bien pero hay un “algo” que falta deja una sensación vacía y rara. El sexo se utiliza como medio narrativo y en el garche siempre ocurren situaciones importantes o complejas que explican y hablan mucho sobre sus personajes. También me parece muy positivo que Hannah tenga los huevos de aparecer en bolas un montón de veces siendo lo más opuesto al ideal femenino que aparece en la televisión (chubby, petisita y con pocas tetas). Más gente con físicos más convencionales tendría que animarse a desbolarse en pantalla.

Ya comenté que el escenario y los protagonistas pueden ser un tanto desagradables, pero sinceramente, todos los que estén leyendo esto, quieran o no, van a tener algo en común con los personajes de la serie y sus vidas. Como el capítulo de la fiesta, con esa sensación caótica de que todo puede pasar, de que no hay que perder el tiempo, esa angustia opresiva al darse cuenta de que uno está solo mientras todos sus amigos se están divirtiendo, o en una situación anecdótica, y hay que divertirse porque aburrirse ESTA MAL. Todos estuvimos en una fiesta como esa, todos seguramente sentimos una sensación parecida alguna vez, así como muchas otras, de relaciones complicadas, de terminar en situaciones bizarras con gente que apenas conocemos, de revolcarte con tu ex en un ataque compulsivo e idiota, y un largo etcétera. En eso es donde puedo entender el parecido con Louie, ya que Girls intenta mostrar una y otra vez todo lo inmostrable, lo inrecordable, los detalles que no les contamos a nuestros amigos íntimos, y te lo tira en la cara sin anestesia ni preguntarte nada antes.

Hay toda una imagen cultural de que tener 20 y pico de años es LA MEJOR EPOCA DE TU VIDA y tenés una obligación total aprovecharlo al máximo porque es LUEGO SE PIERDE TODO. Eso es un montón de mierda, y un poco de eso se trata «Girls», que no es una gran serie, y tal vez nunca lo sea. Pero utiliza un lenguaje para comunicar las desgracias de la juventud bastante fresco, un idioma más común en otros medios (me recuerda mucho a los comics indie slice of life de los 80s y 90s) que no es tan común en la tele. Y eso es lo que me parece más resctable de ella. Como mínimo, quizás abra el camino para otras series similares, mejores construidas, o quizás ella evolucione por si misma y vaya solucionando sus falencias. Habrá que ver como evoluciona en la próxima temporada.


5 comentarios en “Chicas.

  1. renata

    me hablaron de ella y me dio ganas de verla, salado. re bueno cuando hacés estas reseñas aunque en un par de momentos me salió la grammar nazi (término que vos me enseñaste, obvio)

  2. Camila

    banco mil girls, me parece que tiene una honestidad y frescura en la sensibilidad que maneja que no es fácil de encontrar en otras series. me copa saber qué opinás ahora que terminó su última temporada hace rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.